El GHB o ácido gamma-hidroxibutírico es esa droga a la que en algún momento de la historia alguien se le ocurrió llamar éxtasis líquido. Nada que ver claro ni en efectos, fisiología o riesgos.

El GHB está considerado un depresor del sistema nervioso central, anestésico. Es agonista de los receptores GHB y agonista de los receptores GABAb, pero más allá de meternos en terminología biologica que ni tu ni yo entendemos, iremos a analizar los riesgos y como consumir esta sustancia de forma segura.

Las dosis del GHB van desde la dosis suave (Entre 0,5 y 1 gr.) a la peligrosa (Más de 4gr.) pasando por la dosis recreativa común (Entre 1 y 2 gr.) o la fuerte (De 2.5 a 4  gr.). Y es aquí donde nos encontramos el primer problema: Verás que la posología viene calculada en gramos, pero en el mercado lo vamos a encontrar en formato liquido. La primera y más efectiva medida para controlar tu dosis será recurrir a un servicio de análisis como el que ofrece Energy Control y otras ONG especializadas en la reducción de riesgos. Si no tuviéramos disponible un servicio de este tipo siempre es recomendable empezar con una poca cantidad y ir valorando efectos.

Los efectos dependen en gran medida de la dosis: relajación suave a bajas dosis. Deshinibición, relajación intensa, aumento del apetito sexual, etc. en dosis medias y a dosis altas profunda somnolencia y relajación muy intensa.

Hay que recalcar que uno de los mayores peligros que tiene esta droga es la sobredosis y que la cantidad de GHB a la que puedes sufrir una sobredosis tiene muy poco margen con la dosis  placentera de la sustancia, se entiende que se haga especial hincapié en el control de la dosis. La sobredosis de GHB viene caracterizada por una profunda somnolencia que puede llegar en algunos casos al coma.

No obstante, la mayor complicación que podemos encontrarnos viene por su mezcla con otros depresores, especialmente el alcohol. La mezcla la sustancia con otros depresores multiplica los efectos nocivos de ambas sustancias por separado.

Por tanto, y en resumen, las pautas para un consumo del GHB de forma segura incluirían las ya mencionadas control de la dosis y la no mezcla con otros depresores. Adicionalmente es aconsejable no tomar GHB solo (O por lo menos que alguien sepa que lo has consumido) y controlar tu propia bebida.

Puedes encontrar más información sobre esta sustancia en:

https://www.chem-safe.org/que/ghb-gbl/

https://psychonautwiki.org/wiki/GHB