El pasado 22 de Enero, la ONG de Reducción de Riesgos Energy Control hizo pública su última alerta. Una pastilla Tesla Naranja con un contenido de 190mg en 4-FA vendida como MDMA. A lo largo de este post vamos a intentar aportar un poco de luz sobre la sustancia y que se recomienda en cuanto a la reducción de riesgos en su consumo.

¿Que es la 4-FA?

Tras las siglas 4-FA se esconde una sustancia considerada de nueva síntesis o “Research Chemical” cuyo nomenclatura química es  4-fluoroanfetamina. Al ser una sustancia de nueva síntesis no se sabe mucho sobre ella y prácticamente todos los datos que conocemos está basado en los reportes que puedan hacer los usuarios. Las formas de presentación más habituales de la 4-FA son: polvo, cristal o, cómo es el caso, pastillas. En cuanto a sus efectos, la 4-FA provoca euforia, empatía, estimulación. También hay usuarios que reportan una bajada no tan acusada como otros estimulantes análogos cómo puede ser el MDMA. Por contra, podemos encontrarnos efectos secundarios tales como bruxismo, nerviosismo, pérdida de apetito o ansiedad.

La dosis, el factor clave de la alerta

Con una dosis umbral de en torno unos 40mg, la dosis media rondaría los 100.130mg (Siempre teniendo en cuenta que estos valores están sujetos tolerancias, set&settings, etc.). Dosis fuertes rondarían los 150mg y dosis extremadamente altas superarían los 150mg. En el caso de estas pastillas estaríamos hablando de una dosis de 190mg, extremadamente alta lo cual aumenta los riesgos de padecer hipertermia y neurotoxicidad. Aunque la 4-FA pueda considerarse “segura” dentro de los márgenes de dosis media y, siempre y cuando se tenga en cuenta que al ser una sustancia de nueva síntesis, no existen datos suficientes para poder hacernos una idea real de los riesgos a largo plazo que esta pudiera ocasionar; si existen ciertos estudios médicos que avisan de una serie de riesgos graves para la salud tales como hemorragias cerebrales o cardiopatía (Puedes ver el estudio aquí). La conclusión de este este estudio es que la proporción de problemas graves ante consumos de grandes dosis de 4-FA es alta, por tanto se deben de seguir una serie de pautas de reducción de riesgos tales como:

  • No tomar dosis mayores a 150mg (En este caso no tomarse la pastilla entera).
  • No re dosificar.
  • Mantener especial atención  las mezclas tanto con alcohol como con otras sustancias estimulantes.
  • Mantenerse hidratado.

Creciente popularidad en Holanda

Quizás, hablar de la 4-FA en España sea hablar de una sustancia poca conocida y casi sin incidencia en entornos de ocio. No obstante, en Holanda goza de una gran popularidad, tal es el caso que en 2016, DIMS (Drug Information and Monitoring System) reportó que el 10% de las muestras analizadas correspondían a esta sustancia (Frente al 6% del 2015) superando en el cajón de bronce al Speed con un 9%, por encima de drogas tales como la ketamina, el LSD o el 2C-B. Llama la atención en dicho informe el crecimiento experimentado en los últimos años, siendo en 2007 una sustancia casi desconocida para incrementar su presencia en más del doble entre los años 2014 y 2015.

Por tanto, si te encuentras en tu fiesta favorita con alguna pastilla de este tipo, ten en cuenta esta alerta y si no puedes acceder a un servicio de análisis comienza siempre con dosis pequeñas. No obstante la recomendación es que te pongas en contacto con los chicos de Energy Control para poder analizar la sustancia y conseguir un asesoramiento de calidad y personalizado.

Fuentes:

https://energycontrol.org/analisis-de-sustancias/resultados/adulterantes/360-4-fmp.html

https://psychonautwiki.org/wiki/4-FA

https://energycontrol.org/analisis-de-sustancias/resultados/alertas/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28969928