Seamos sinceros, todos esperábamos unos Vicious Magazine Awards de lo más tipico y mundano. Veriamos todos el streaming, criticariamos la presencia del edm, Osuna y Uner se repartirian los premios serios, nos alegrariamos de que algún artista medianamente serio y desconocido ganara algun premio aunque sea menor, etc.

Lo que no esperabamos es que saltase la banca a las primeras de cambio. A pocas horas de conocer la extensisima y injustificable lista de nominados la noticia en Facebook es la petición de retirada de la nominación del festival madrileño 4 Every 1, cabreados y seguramente con razón por la falta de cobertura que se dio en su día al evento.

Pero lo que realmente supone un bombazo es la retirada de nominación de uno de los totems de la electronica patria y favorito en las categorías más importantes. Con un comunicado un tanto ambiguo y no exento de misterio, Uner retiraba también su nominación aludiendo la desunion y los piques que se producen en el entorno de estos premios, piques y peleas que se producirán entre bambalinas y son pasto para el “salsa clubbing”, poco demostrable para el publico de a pie. Lo de siempre, los nombres se quedan guardados en casa. La jugada, al ilerdense, le ha salido que ni pintada, desvinculandose de unos premios ya muy denostados y granjeandose por lo menos, la empatía de un publico al que con su musica no puede llegar. Estrategia de marketing o no, el torpedo a la linea de flotación de estos premios es claro; deja al certamen sin uno de sus totems, le resta notoriedad: es como ganar una liga sin el Madrid,el Barcelona o el Atleti.

El problema que tienen estos premios es que lo que debería de ser el premio a un año de trabajo se ha convertido en el hazmerreir de propios y extraños y todo porque plantea unos premios sin una transparencia clara donde la lista de nominados sale de un brain-storming de la cúpula de la revista donde vete a saber que ocurre (Nada bueno a la vista de los nominados). Donde el tufillo es más a intereses comerciales que a potencial artistico en sí y con todo, año tras año siguen lanzandose a la misma piscina sin cambiar un apice en el desarrollo del concurso, quizas sea esto lo más grave.

Y presiento que no será la ultima vez que escribamos sobre esto.