Lo reconozco, aun no he conseguido desbloquear el line-up del Primavera Sound. Y es que para acceder a los más de 100 artistas entre los que destacan Caribou, Andrew Weatherall, The Strokes o The Black Keys, se debe de jugar una suerte de juego arcade (No se como termina la historia, me he cansado casi antes de empezar).

A la mente me viene la curiosa manera que tenemos en este pais de anunciar los carteles de los festivales: Subidas de precio, estrategias de pesadilla en redes sociales, hastags imposibles, etc. Los promotores usan cualquier artimaña para crear hype y conseguir que su line-app sea el más comentado; quizas por lo vacío

A la mente me viene el articulo publicado por The Guardian en el que Harriet Gibsone desgrana y critica esta curiosa y novedosa forma de anunciar un cartel. Puedes leerlo aqui

A la mente me vienen eventos como Awakenings, que 6 meses antes tienen su line up completo y no engañan. Siempre lo mismo pero sin trampa, cartón ni entradas adquiridas con el riesgo del disgusto de un cartel que lleve a la sorpresa. Contrasta esto con lo que ocurre en nuestras fronteras donde festivales que se anuncian a bombo y platillo como referencia no saben siquiera que artistas van a actuar el mismo día del festival.

Es tiempo de desgranar el calendario festivalero estival. Los grandes de nuestro territorio empiezan a desgranar con cuenta gotas su propuesta para atraer a los miles de jovenes (Y no tan jovenes) que disfrutarán de su oferta. Lo empiezan a desgranar a cuentagotas y subidas de precios mediante.