Semana movida, como cada semana del año en el que el barcelonés Primavera Sound (A partir de ahora PS) desempolva su sabana santa en forma de line-up para su festival veraniego, y este año, a tenor del ruido mediático y “social” podríamos estar hablando de uno de los mejores de su historia (No así en las RRSS propias de PS donde el publico más tradicional al festival les afea su falta de innovación y renovación). No se lo ha tomado así el publico más electrónico que con la esperada aparición de Aphex Twin ya vela armas de cara a Junio de 2017.

La prensa especializada, la misma que clama a los cuatro vientos la falta de unidad en el mundillo, se ha apresurado a hacer notar el notable golpe en la mesa del PS apoyándose en su vecino Sonar. Como si el mastodóntico line-up escrito en blanco sobre negro no fuera suficiente, no, hay que mirar al de al lado y si puedo, sacarlo de la calzada con una pequeña patada. ¿Es lícito comparar Sonar y PS?

Ambos festivales van dirigidos a públicos que, aun a pesar de poder parecer el mismo, pueden convivir. Mirad la tabla siguiente con la evolución de asistencia en los últimos años a festivales en España:

FESTIVALES  Espectadores 2014  Espectadores 2015
Espectadores 2013
Arenal Sound 280.000 250.000 250.000
Rototom Sunsplash 240.000 250.000 250.000
Viñarock 200.000 200.000 200.000
Primavera Sound 170.000 190.000 175.000
FIB 145.000 120.000 115.000
Sónar 122.000 110.000 118.473
BBK Live 105.000 120.000 141000
SOS 4.8 90.000 70.000 75000
Low Festival 75.000 75.000 70.000
TOTAL: 1.427.000 1.385.000 1.394.473

Remontemonos al año 2014, año en el cual Sonar perdía público en base a un supuesto mordisco de PS. Ese año no se hablo de “adelanto por la derecha” al line-up. Hagamos memoria: Moderat (En estado de gracia), Massive Attack, Plastikman, Despacio, conformaban uno de los Sonars más aclamados por público y crítica. Si bien PS le pegaba un buen mordisco respondiendo con Laurent Garnier, Darkside o Disclosure en su sonido de competencia directa (Que Arcade Fire, Fire, Pixies, no tendrian que ver). En 2015 Sonar recupera asistentes y PS crece también. Sigamos.

No es hasta 2016 cuando ya se empieza a hablar de ese supuesto adelanto por la derecha en cuanto a electrónica se refiere. Juntemos un Sonar algo descafeinado en sus headliners frente a un PS imperial. Primavera Sound bate todos los records de taquilla (Radiohead bien lo vale) juntando casi 200.000 personas. ¿Que pasa con Sonar? El peor line up que se recuerda llega a juntar 115.000 personas aguantando el tirón de lo que se le venía encima: 3.000 asistentes menos. ¿De donde salieron entonces esos 30.000 asistentes? Quizás sea mejor salir a buscarlos a otros festivales de un tono más primaveral: BBK pierde ese año 40.000 asistentes. Si quiere comparar Primavera Sound busque en Benicassim y en Bilbao; allí encontrará algo que pueda parecerse; magnitudes similares. O súbase a Glastonbury a ver que opinan allí.

¿Adelanto por la derecha? Si es verdad que Sonar en el anuncio de sus 22 primeros artistas haya decepcionado. 22 artistas, quédate con el número, dicho de otra manera: Es el 11% de todo el cartel del Primavera Sound. ¿Podemos ya darle la liga por perdida? Ni siquiera juegan al mismo deporte.

Lo bueno que nos queda es que al final los números son soberanos; hablarán en Junio de 2016 y demostrarán que no hay competencia, debate ni comparación posible. Que ese trozo de pastel puede ser degustado por todos y que, en esta batalla, solo hay un ganador: La música.