«Diazepam, Valium, Lorazepam, Trankimazin o Lexatin» se oyó en el Congreso de los Diputados hace unos días. Y cómo cada cosa que suena en esos lares pone a temblar al más pintado me he lanzado corriendo a tratar el tema y a dar unas pautas de reducción de riesgos por si se te ocurriera automedicarte con estos tipos de fármacos.

Que son las benzodiazepinas (Si, el Diazepam, Valium, Lexatin, etc. son benzodiazepinas)

Las benzodiazepinas son unos fármacos depresores del sistema nervioso central, tienen una afinidad especial por un neurotransmisor llamado GABA (El mismo transmisor que actúa si consumimos GHB o Alcohol). Entre sus efectos más comunes están el ansiolítico, relajación muscular, sedación. Si nos pasamos, la cosa puede evolucionar en amnesiao sedación profunda.

¿Existen diferentes tipos de benzodiazepinas?

Las benzos se clasifican sobre todo por su vida media, por ejemplo, el Alprazolam (Xanax) tiene una vida media de 6 a 12 horas mientras que el Lorazepam tendría una vida media de 10 a 20 horas.

¿Son peligrosas las benzodiazepinas?

Por si solas, y bajo control medico no deberían causar ningún problema. El problema viene cuando este tipo de medicamentos se consume acompañados de alcohol o otros depresores del sistema nervioso central. Al consumir mezcladas este tipo de sustancias se generan sinergias entre ellas, aumentado sus efectos, que es donde reside el peligro y de donde vienen la mayor parte de las complicaciones, no en vano, tan sólo el 4,6% de los fallecidos con presencia de esta sustancia, solo habían consumido la misma y fueron todos notificados cómo suicidios. Con todo esto, las benzos están presentes en el 62% de las muertes por reacción aguda tras consumo, superando a la heroína y a la cocaína. En el top 1. Con una mayor prevalencia en mujeres, las grandes consumidoras de este tipo de sustancias aunque de eso hablaremos más tarde.

En cuanto a su uso y abuso, las benzodiazepinas tienen un alto potencial de adicción física y psíquica, siendo su síndrome de abstinencia especialmente complejo, por eso siempre nunca se recomienda dejar de consumir la sustancia de manera total sino que se recomienda ir reduciendo la dosis de manera gradual en un proceso a ser posible guiado por personal especializado.

¿Adulteraciones?

Normalmente es un producto que se adquiere en la farmacia bajo receta, sin embargo es relativamente accesible a este tipo de sustancias en el mercado negro. No obstante existe una cantidad nada desdeñable de análogos alegales en el mercado de los Research Chemicals. En Enero de 2020, dos de los análogos más populares, Etizolam y Flualprazolam fueron incluidas en la lista de sustancias fiscalizadas. No obstante existe un número muy elevado de análogos de este tipo en el mercado sobre los cuales no se sabe a ciencia cierta su comportamiento a medio o largo plazo. También es frecuente que la potencia de estos análogos sea muy superior al de las benzodiazepinas tradicionales incrementando el riesgo de sobredosis. Por tanto no es recomendable acceder a este tipo de sustancias en el mercado alegal y si se accede, intentar siempre hacer uso de algún servicio de análisis de sustancias. Si no puedes analizar siempre intenta comenzar con dosis muy bajas para poder evaluar el efecto.

Su consumo en España

El consumo de España de benzodiazepinas no está muy extendido en España, situándose incluso por detrás del MDMA (Muy lejos del alcohol, tabaco o cannabis, no obstante es la única sustancia junto con algunos opioides en los cuales el consumo es mayor en mujeres que en hombres. (Saquen sus conclusiones). Su consumo no para de crecer en los últimos años y las más consumidas son el lorazepam y el alprazolam, Trankimazin y Orfidal para los amigos.

Conclusiones

Nunca mezclar las benzos con alcohol y otras sustancias.

Fuentes

https://psychonautwiki.org/wiki/Benzodiazepines

https://pnsd.sanidad.gob.es/profesionales/sistemasInformacion/sistemaInformacion/pdf/EDADES_2019-2020_resumenweb.pdf

https://www.aemps.gob.es/medicamentosUsoHumano/observatorio/docs/ansioliticos_hipnoticos.pdf