Pasada la tormenta de clásicos, pasadas las resacas, las comilonas del fin de semana, queda en el recuerdo un precioso y delicado Domingo de primavera. Replay inauguraba su terraza de verano con su tradicional brunch, y llamémosle inaugurar pero con muchas, muchísimas comillas ya que la terraza se encontraba casi intacta con respecto a la visita que realicé con motivo de la visita de Jennifer Cardini (Repasa la crónica aquí) salvo el añadido de unos nuevos altavoces Funktion One en la zona exterior de lo que conforma la pista principal (Y que sería el primer centro neurálgico de la mañana) y el cambio de orientación de cabina principal.

Con el reclamo principal de una barra libre de cerveza, una Feria de la Tapa y la fiesta de la noche anterior en Fabrik, la terraza lucía bastante color y personal justo en su hora de apertura (Menos los rebotados de la Code que se quedaron fuera a expensas de los porteros de Replay). Simón García a los mandos amenizaba la entrada, saludos y primeros bailes de la mañana. Amenizaba también la cola que se formaba en ocasiones con motivo de ese reclamo en forma de barra libre de cerveza. Bendito yo, que no me gusta, y pobres ellos que se agolpaban tras la barra donde 2 pobres camareros se afanaban en dar el brebaje al sediento personal. Parecemos nuevos confiando en la enésima oferta petarda si; de barra libre a 2 o 3 tubos de cerveza que ni en un rave. Eso y llamarle feria de la tapa a una sucesión de pequeños canapés que no pasarían del aceptable ni en el cumpleaños de tu sobrino son los grandes triunfos del marketing del siglo 21. No contarlo y denunciarlos sería darles una vida extra.

Otro motivo de peso para estar allí, cogiendo color y rumiando una leve resaca era, ni más ni menos que acompañar a los chicos de La Casa del House en lo que es su puesta de largo en una plaza importante como es Replay. Nos reunimos una buena tropa de amigos, conocidos y maleantes al ritmo del house sinuoso, conguero, chicaguero y disfrutón que propusieron Sr.Madrid y Serio Bifeis. Ambos por separado trabajan estilos y tempos diferentes dentro de esa extensa amalgama de sonoridades que conforma el mundo House, y encajarlos en formato cuasi back 2 back, un formato que cada vez convence menos, no fue tare facil, por eso no creo que fuera la mejor sesión del dueto en cuanto a estructura o desarrollo. No obstante supieron canalizar la energía solar y proponer un discurso mas cercano al hedonismo que dió con nuestros huesos entregados al baile: Bjork – I Miss You (Avalon Emerson’s Coup de Foudre Rebrush) como apogeo y resumen musical de 3 horas que terminaban con el homenaje a la casa que los da nombre:

Como se esperaba, el devenir de la fiesta a partir de las 16:00 se tornó mucho más lineal y divertido con Javier Moreno salvando los papeles y realizando la transición hacia el cabeza de cartel de la fiesta (Apollonia) muy aceptablemente: El terceto vino a confirmar lo que ya se sabía: Tienen público de manos arriba, fiel y que baila, pero no son artistas que puedan aportar algo más de media hora de su discurso sin aburrir a las ovejas. No quita que la gente se lo baile al abrigo de los licores y lo que no es licor. Con una retirada a tiempo ya miramos con ansia a la siguiente: Henry Saiz y su banda y Marc Piñol son los alicientes en la Terraza; Psyk y Tadeo pondrán la nota oscura en el interior y todo en pleno San Isidro: 14 de Mayo.