Un buen amigo definiría a esta pareja de artistas cercanos al polo como los adalides de la musica bonita, y muchos habremos soltado alguna que otra lagrima. Olafur Arnalds es un pianista y técnico de sonido islandés que dió sus primeros pasos como baterista de grupos de Hardcore y metal. A pesar de estar involucrado en proyectos de esta indole, es con el piano con lo que provoca las emociones.Eulogy for Evolution es su primer album, un compendio de piezas más cercanas a la orquestación que a la electrónica.

Janus Rasmussen es en cambio de las Islas Feroe (Del que solo te suenan las goleadas futbolísticas) y que por aquel entonces militaba en el grupo pop Bloodgroup.

Tantos años de relación, siempre darán sus frutos y más cuando hablamos de dos verdaderos talentos de la música, incluso virtuosos. Erased Tapes Records será su casa desde que saquen en 2012 su primer EP, Thrown. Si nos atenemos a que el sello londinense ha albergado talentos que van más allá del mero sonido electrónica, siendo responsable de la licencia de artistas como Nils Frahm o Lubomyr Melnyk, este primer trabajo es solo un adelanto de lo que estaría por llegar.

Es en 2014 con su debut en largo con el excelente “Kiasmos” cuando la pareja islandesa empieza a hacerse notar. Tanto ellos como Erased Tapes han evolucionado hacia una clasificación de la electrónica (Un año antes se editaba la obra maestra de Nils Frahm, Spaces) y el resultado son 8 joyas a caballo entre una pieza orquestal de piano y el house armonioso y pausado más cercano a las referencias de sellos como Kompakt (En la epoca). La joya del disco se llama Looped pero no se pueden dejar de admirar Swayed o Burnt.

El primer contacto con esta realidad viene cuando son anunciados para la edición 2015 del Sonar, y tras la investigación se convierten en un must de la cita estival barcelonesa.

El show no defrauda y protegidos por unas visuales celestiales, desgranan sus producciones en un imponente y a rebosar Sonar Hall, quedando ya para la memoria de los presentes esa tarde.

Kiasmos tocan en Madrid el 13 de Noviembre en la sala Shoko