Pensar en Ibiza, a día de hoy, año 2021 (Pandemia mediante) implica pensar en chiringuitos playeros, grandes hoteles donde grandes estrellas despliegan grandes espectáculos pirotécnicos para grandes multitudes, todo ello a un precio accesible a grandes salarios. En ocasiones, pensar en el término Balearic cómo subgénero musical nos evoca un house sedoso propio de lounge club con camas balinesas, a pie de playa, mojitos y pipas de agua. Por suerte Luis Costa y Christian Len han trabajado y documentado sobre el terreno para poner negro sobre blanco estos dos conceptos que a todas luces han sido pervertidos a lo largo de la segunda década del siglo XXI y pueden provocar confusiones en las nuevas y viejas generaciones interesadas en el embrujo de la Isla Blanca. Gracias a los testimonios recopilados en esta historia oral de la cultura de club en Ibiza por fin se hace justicia y podemos disponer ya con orgullo de una referencia a uno de los movimientos culturales más importantes en cuanto a cultura de club que hemos podido exportar desde nuestro país al mundo. 

Hablamos de casi 560 páginas divididas en 18 capítulos, con referencias musicales, fotografías de la época y los recuerdos de los protagonistas de toda la historia, protagonistas que en su gran mayoría continúan vivos y han prestado sus memorias a esta recopilación, por tanto, tenemos la historia contada por aquellos que lo vivieron desde el principio de los tiempos hasta el momento actual. Un lujo y un privilegio poder leer estas historias. 

La narrativa está estructurada en entrevistas a los protagonistas en orden cronológico de los acontecimientos, [añadir el orden cronológico] formato que hace que en ocasiones dichos acontecimientos sean narrados reiteradamente dando la sensación, en numerosas ocasiones, de pisar sobre tierra pisada anteriormente en lo que seguramente sea el único pero que podamos ponerle a esta manera de contar las cosas y en la que tengo la sensación de que los diversos protagonistas redundan tanto en ciertos momentos que quizás las 560 páginas hubieran podido reducirse en gran medida sin un perjuicio en el empaquetado del producto final, aunque seguramente sería a costa de dejar fuera a muchas de las voces autorizadas del momento.

Para el experimentado clubber será un placer descubrir a través de históricos como Pere Roselló, Brasilio o Antonio Escohotado, los orígenes de lo que son ahora Amnesia o Privilege, antes KU, y el devenir de las noches y mañanas en esos locales; tan diferente en lo musical y lo social con respecto a lo que hemos podido encontrar en los últimos años. Es un placer también adentrarse en los años anteriores a la eclosión del clubbing, la llegada de la liberación social traída por el movimiento hippy y muchas cosas más que sería delito desvelar en una reseña. 

Es un placer no obstante el aparte que se realiza al respecto de Space (Desaparecida en detrimento del nuevo espacio gestionado por los Matutes: Hi Ibiza) y sobre todo de uno de sus totems cómo es Carl Cox, un artista que ha sido alma mater de la sala desde sus inicios, y me gusta especialmente ya que sería de las primeras referencias escritas orientadas hacia un mundo medianamente especializado en el que se reconoce cierto empaque a la figura de un inglés que siempre ha estado ligeramente minusvalorado dentro de la parte más seria del Techno siendo algo más considerado dentro de lo que podríamos llamara ahora “Business Techno”. No en vano cuenta Laurent Garnier que recorría las raves inglesas y un chaval negro hacía las delicias del personal. Pues ese es Carl Cox.

https://beatburguer.com/dioses-del-techno-hoy-carl-cox/

La cuestión es que nos encontramos ante un ejercicio imprescindible para poner en valor parte de nuestra historia, parte de nuestra contribución a todo el ecosistema de la cultura de club y que, gracias a ese ansia cainita español, hemos dejado que otros sean quienes cuenten nuestra propia historia y lo que es peor, que la hagan suya y se beneficien tanto en la parte cultural como en la económica. Balearic viene a recuperar para nosotros nuestra isla y su historia.